lunes, 14 de noviembre de 2011

EDUCACION VRS. ACOMODAMIENTO SOCIAL



El día de ayer domingo, Jesús nos hablaba en el evangelio sobre la parábola de los talentos, sobre un hombre rico que se fue de viaje y le encomendó a tres de sus empleados diferentes sumas de dinero a cada uno, al primero le dio cinco denarios, al segundo dos y al tercero uno, los primeros dos los pusieron a trabajar, mientras que un tercero tuvo miedo y lo enterró… a simple vista es un evangelio muy bonito y muy fácil de explicar y ciertamente lo es, no es difícil de encontrar el significado.

A muchos no les pareció que fuera enfático en la explotación de los talentos que Dios nos ha dado para que pongamos a trabajar y a desarrollar, y uno de esos talentos es la educación, todos tenemos la capacidad de educarnos y de superarnos, pero tristemente muchos en la actualidad hemos caído en un aburrimiento desmedido y dependiente, estamos creando una subcultura de dependencia y no queremos pensar y analizar cómo construirnos más y como aportar más para el enriquecimiento social, me preocupa que nuestra comunidad hispana no está soñando lo suficientemente como para poder comenzar a avanzar en la conquista de sus propios derechos.

Estoy más que seguro que la única forma de conquistar el éxito y de sofocar el poder racista y anti inmigrante es educarnos y formarnos para responder a las toscas acusaciones y discursos vacios en contra nuestra de parte muchos senadores y personas pudientes en este país, solo así lograremos conquistar y cultivar mejor este país.
El presidente John F. Kennedy decía que “La educación es la clave del futuro. La clave del destino de los hombres y de su posibilidad de actuar en un mundo mejor” y que razón tiene esta frase. 

La formación intelectual, espiritual y moral hace que seamos libres y que demos las respuestas acertadas a los cuestionamientos desacertados y vacios, pero me da la impresión que muchos actualmente vivimos amodorrados y perezosos sin tener sueños de conquista y superación.

Cuando Nelson Mandela llego a la presidencia le dijo a su nación que “La educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación que la hija de un campesino puede convertirse en médico, que el hijo de un minero puede convertirse en jefe de la mina, que un niño de los trabajadores agrícolas pueden llegar a ser el presidente de una gran nación. 

No estamos lejos de poder cumplir este sueño solo basta con poner algo de nuestra parte y comenzar a pisar las escuelas y universidades, tanto de nuestra parte como también de nuestros hijos, animarlos a que estudien a que se formen, a que conquisten el mundo con los libros, la única espada permitida para la lucha es la de los libros y la de la formación educada libre y pensante,  porque creo que como sociedad  debemos cuestionarnos seria y hondamente qué tipo de educación queremos proveer a nuestros hijos y a nuestro futuro y qué tipo de ciudadanos queremos. ¿Esclavos se puedan manipular fácilmente y que se conviertan en masa que se aliena con facilidad o seres humanos educados  libres y pensantes? Acomodarse no cuesta nada, educarnos es más difícil pero no imposible… Anímate y comienza a planteártelo. 

3 comentarios:

Julio Flores dijo...

Tiene mucha razon Padre Alex, yo puedo decir que mis hermanos y yo somos un ejemplo de esos, mi Mama se sacrifico tanto, vendiendo pan en un mercado, levantandose temprano a hornar por darnos una educacion, en mi casa no teniamos muebles o una mesa de comedor, si algunas sillas pero lo que habia en el centro de nuestra casa era una hamaca donde ella descansaba un poco durante el dia,nosotros hacemos lo mismo con nuestros hijos,inculcandoles que el mejor tesoro o herencia que nos han dado nuestros padre es la educacion que nos dieron, nadie nos las puede quitar, porque es nuestra solamente.

Javier dijo...

Creo que según los dones que Dios da a las personas unos muy pocos están capacitadas para ser presidentes del gobierno de una nación y otros simplemente deben ocupar un puesto de maestro en un colegio, de camarero de un bar, de cartero de barrio o de policía municipal, para poner unos ejemplos. Cada uno según la vocación que Dios le de. Al final lo que cuenta es ser santo en el oficio que ejerzas... No todo el mundo tiene que ser ingeniero o matemático.
.
Lo importante en la educación es que desarrolles los talentos que Dios te ha dado.
.
Creo que la educación tendría que tener tres vertientes:
1.- Que te enseñen el oficio que vas a ejercer.
2.- Que te enseñen de religión cristiana (la relación con Dios, con lo sobrenatural, la idea de salvación y, derivado de todo esto, la moral que conduzca el oficio que has aprendido hacia el bien).
3.- En menor medida que las otras dos, cultura general (la historia de tu país, etc).
.
Los dos primeros puntos deberían de adquirir más peso y el tercer punto opino que un poco menos.
.

Padre Alex dijo...

Gracias Julio y Javier por sus comentarios, ambos me parecen fantasticos, que Dios les bendiga