viernes, 30 de mayo de 2008

Junio: Mes del Sagrado Corazón de Jesús

Explicación de la fiesta
La imagen del Sagrado Corazón de Jesús, nos recuerda el núcleo central de nuestra fe: todo lo que Dios nos ama con su Corazón y todo lo que nosotros, por tanto, le debemos amar. Jesús tiene un Corazón que ama sin medida. Y tanto nos ama, que sufre cuando su inmenso amor no es correspondido.La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, con la finalidad de que los católicos lo veneremos, lo honremos y lo imitemos especialmente en estos 30 días. Esto significa que debemos vivir este mes demostrandole a Jesús con nuestras obras que lo amamos, que correspondemos al gran amor que Él nos tiene y que nos ha demostrado entregándose a la muerte por nosotros, quedándose en la Eucaristía y enseñándonos el camino a la vida eterna. Todos los días podemos acercarnos a Jesús o alejarnos de Él. De nosotros depende, ya que Él siempre nos está esperando y amando. Debemos vivir recordandolo y pensar cada vez que actuamos: ¿Qué haría Jesús en esta situación, qué le dictaría su Corazón? Y eso es lo que debemos hacer (ante un problema en la familia, en el trabajo, en nuestra comunidad, con nuestras amistades, etc.). Debemos, por tanto, pensan si las obras o acciones que vamos a hacer nos alejan o acercan a Dios.Es recomendable tener en casa o en el trabajo una imagen del Sagrado Corazón de Jesús nos ayuda a recordar su gran amor y, a imitarlo en este mes de junio y durante todo el año.
Origen de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús

Santa Margarita María de Alacoque era una religiosa de la Orden de la Visitación. Tenía un gran amor por Jesús. Y Jesús tuvo un amor especial por ella.Se le apareció en varias ocasiones para decirle lo mucho que la amaba a ella y a todos los hombres y lo mucho que le dolía a su Corazón que los hombres se alejaran de Él por el pecado. Durante estas visitas a su alma, Jesús le pidió que nos enseñara a quererlo más, a tenerle devoción, a rezar y, sobre todo, a tener un buen comportamiento para que su Corazón no sufra más con nuestros pecados.El pecado nos aleja de Jesús y esto lo entristece porque Él quiere que todos lleguemos al Cielo con Él. Nosotros podemos demostrar nuestro amor al Sagrado Corazón de Jesús con nuestras obras: en esto precisamente consiste la devoción al Sagrado Corazón de Jesús.



Las promesas del Sagrado Corazón de Jesús:
Jesús le prometió a Santa Margarita de Alacoque, que si un apersona comulgaba los primeros viernes de mes, durante nueve meses seguidos, le concedería lo siguiente:

1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado (casado(a), soltero(a), viudo(a) o consagrado(a) a Dios).
2. Pondré paz en sus familias.
3. Los consolaré en todas las aflicciones.
4. Seré su refugio durante la vida y, sobre todo, a la hora de la muerte.
5. Bendeciré abundantemente sus empresas.
6. Los pecadores hallarán misericordia.
7. Los tibios se harán fervorosos.
8. Los fervorosos se elevarán rápidamente a gran perfección.
9. Bendeciré los lugares donde la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.
10. Les daré la gracia de mover los corazones más endurecidos.
11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón y jamás será borrado de Él.
12. La gracia de la penitencia final: es decir, no morirán en desgracia y sin haber recibido los Sacramentos.

Sugerencias para vivir la fiesta:
Poner una estampa del Sagrado Corazón de Jesús, algún pensamiento y la oración para la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús.
Hacer una oración en la que todos pidamos por tener un corazón como el de Cristo.
Leer en el Evangelio pasajes en los que se podamos observar la actitud de Jesús como fruto de su Corazón.

1 comentario:

Phoebe dijo...

La Letania al Sagrado Corazon es bellisima tambien:

-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, ten piedad de nosotros.
-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, óyenos.
-Cristo, escúchanos.

-Dios, Padre Celestial, TEN PIEDAD DE NOSOTROS
-Dios Hijo, Redentor del mundo, ...
-Dios, Espíritu Santo, ...
-Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, ...
-Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre, ...
-Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo, ...
-Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, ...
-Corazón de Jesús, de infinita majestad, ...
-Corazón de Jesús, templo santo de Dios, ...
-Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo, ...
-Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, ...
-Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad, ...
-Corazón de Jesús, santuario de la justicia y del amor, ...
-Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, ...
-Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, ...
-Corazón de Jesús, digno de toda alabanza,...
-Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, ...
-Corazón de Jesús, en quien se hallan todos los tesoros de la sabiduría, y de la ciencia,...
-Corazón de Jesús, en quien reside toda la plenitud de la divinidad,...
-Corazón de Jesús, en quien el Padre se complace, ...
-Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido, ...
-Corazón de Jesús, deseado de los eternos collados, ...
-Corazón de Jesús, paciente y lleno de misericordia, ...
-Corazón de Jesús, generoso para todos los que te invocan,...
-Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad,...
-Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados,...
-Corazón de Jesús, colmado de oprobios,...
-Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados, ...
-Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, ...
-Corazón de Jesús, traspasado por una lanza,...
-Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo,...
-Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra,...
-Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra, ...
-Corazón de Jesús, víctima por los pecadores, ...
-Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan,...
-Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren, ...
-Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, ...

-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Perdónanos Señor.
-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Óyenos Señor.
-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten piedad de nosotros.
-Jesús, manso y humilde de Corazón, Haz nuestro corazón semejante al tuyo.

Oración: Oh Dios todopoderoso y eterno, mira el Corazón de tu amantísimo Hijo, las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece y concede el perdón a éstos que piden misericordia en el nombre de tu mismo Hijo, Jesucristo, el cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.